Brújula

Enard, Mathias

Año de publicación: España 2016, Francia 2015.

Editorial: Random House. 430 págs.

“Brújula” es una historia de amor, una historia de amor contada en una noche de insomnio en la habitación de un apartamento de Viena. Si Kafka en su Metamorfosis, hacía un viaje despiadado y devastador hacia el interior de la mente, Enard nos sumerge en un viaje al exterior de la mente de Frank Ritter, un viaje con rumbo a Oriente, estimulante y bello.

Brújula fue premiada con el Goncourt del año 2015*, había leído con anterioridad al autor cuando en 2014 le concedieron el Nobel a Modiano. No conseguí  leer a Modiano, pero sí a Enard y su sublime “Zona”, novela donde desgrana la vida y la cabeza de un militar de los fuerzas especiales franceses que deja el servicio para ir a luchar a las guerras de Yugoslavia.

Si hubiera una clasificación por puntos al modo deportivo, donde se puntuaran calidad prosística, originalidad, erudición, sentimiento o belleza literaria, Enard seguramente sería el campeón mundial. Pocos escritores he disfrutado como el francés que, desde mi perspectiva tengan esa altura literaria en la que están escasos elegidos como Sebald, Philip Roth, García Márquez o el malogrado Bolaño, y que además sean tan amenos, divertidos y accesibles para el gran público.

Tanto “Brújula” como “Zona” logran la perfección. La intensidad narrativa es tal que logra emocionar contando simplemente como duermen en el desierto los personajes al frescor de unos muros derruidos por la historia en “Brújula”, o narrando los sentimientos de desarraigo ante el recuerdo de los amigos muertos en la guerra de Yugoslavia en  “Zona”.

“Brújula” es la historia de Frank Ritter, estudioso académico y de su amor platónico por Sarah, académica apasionada por Oriente y por el orientalismo. Contando esta gran historia de amor, Enard nos habla de las relaciones de Oriente y Occidente, relatando bellas historias, como la de Gertrude Bell, la Matahari de Oriente**,  o la de Marga d’Andurain, una mujer que vivió plenas aventuras***. Además explica la historia de los soldados senegaleses que combatieron por Francia en la guerra mundial. Todas estas historias y muchas más pasan por la noche de insomnio de Frank, una noche muy larga, donde conjuga todos esos recuerdos y relatos con la nostalgia por su amor, ejercicio literario de primera magnitud.

Aparte de todas estas historias, Enard juega mucho con el concepto de otredad, que el humanista Edward Said articuló en su libro Orientalismo de 1978, es decir, considerar a lo oriental como distinto, vulgar, exótico, arcaico, lo que conlleva a decir que esos otros son diferentes. Lo relevante es que esa imagen de los otros, es algo creado de forma arbitraria y desde un punto de vista occidental en los primeros contactos entre la Europa de la Revolución Industrial y los países islámicos a principios del XIX. Esa imagen desvirtuada y falsa ha llegado hasta nuestros días y es la existente en la mente europea y que sustituye para mal a la real. Enard nos cuenta los orígenes de esa idea infundada, con la creación en Europa de una supuesta música oriental, con la traslación errónea de “Las mil y una noches” en las diferentes traducciones a lenguas europeas y con muchos más ejemplos.

Me reitero es un libro apasionante, quizá tengan que hacer un esfuerzo suplementario aquellas personas que desconozcan, a grandes rasgos las especiales circunstancias de los países del medio oriente, pero que mejor forma de llenar  esas lagunas que con la lectura de esta bella historia de amor.

Porque Enard es un escritor contracorriente, escribe una historia de amor, en la época de la literatura posmoderna, ¿conocéis a muchos escritores que tuvieran  valor de hacerlo?, ¿muchos lectores se sentirían atraídos por una lectura de una historia de amor convencional? La prosa de Enard supera todos esos condicionantes.

¡Ah!, y si queréis saber los pormenores, los triángulos amorosos, las idas y venidas, no voy a contaros nada, tendréis que leer “Brújula”.

Termino, estamos ante uno de las grandes novelas del siglo XXI.  Cada frase es una obra de arte, cada párrafo una sinfonía armoniosa, y cada página una catedral de cultura, que desde la primera a la última logran enardecer las conexiones sinápticas de nuestro cerebro.

* Premio que se da anualmente a la mejor obra publicada en Francia de lengua francesa.

** Hay una película  alemana protagonizada por Nicole Kidman y dirigida por Werner Herzog, biopic de Gertrude Bell, “La reina del desierto” (2015), por si queréis conocer más la vida de la famosa espía. (Es bastante mala y sería más inteligente utilizar esas 2 horas en la lectura del libro).

*** Adjunto enlace comentando la vida de Marga d’Andurain, como veis tremendamente apasionante.

http://www.elmundo.es/cultura/2015/08/16/55cf8a11ca47411e358b4586.html