Titulo: De qué hablo cuando hablo de escribir

Autor: Murakami Haruki

Año de publicación: España 2017; Japón 2015

Editorial: Tusquets (296 págs)

Empezar mi blog con un artículo sobre  Haruki Murakami no es casual ni obedece al azar de ser el libro que tengo entre manos ahora. Murakami es desde hace muchos años mi escritor de cabecera, seguramente el que más ha influido en mi forma de pensar y del  que he disfrutado más, ya sea por afinidad de pensamiento o por el mero placer por su forma de escribir.

Cuando apenas era conocido en España y en Europa, muchos eran reticentes a leerlo por etnocentrismo cultural sublimado, es decir, “no lo leo porque no lo entiendo o porqué siendo japonés no entiendo muy bien los temas que escribe”. Es curioso que cuando mencionabas que leías a Murakami y hablabas que te fascinaba siempre escuchabas, “pues yo no lo voy a leer porque no lo voy a entender”. Hoy es un autor de masas reconocido a nivel mundial, y sempiterno aspirante al Nobel.*

De qué hablo cuando hablo de escribir, es un libro recopilatorio sobre el arte de novelar compuesto de 11 artículos, los 6 primeros escritos para una revista cultural japonesa y los otros 5 para compilar en el presente volumen.

¿Qué tiene de interesante para el lector?, pues que está escrito como un pequeño ensayo autobiográfico. Murakami nos cuenta sus vivencias, sus pensamientos y sus ideas, como si estuviera conversando directamente con nosotros, contándonos sus manías a la hora de escribir y desacralizando el arte de la literatura, explicando el por qué de su forma de ser y respondiendo a las críticas de todo tipo (por ejemplo sobre el tema de por qué jamás concede entrevistas en Japón y si en el extranjero). Todo ello destilando una pasión y un sentido común  propios de una persona corriente y sin las ínfulas de grandeza que otros escritores se dan al saberse muy leídos por el gran público.

Estos pequeños ensayos autobiográficos harán disfrutar a los seguidores del escritor japonés, pero sus argumentos destilan una tranquilidad y una belleza tales que todos los futuros escritores deberían  emplear  este libro como canon y guía de los procedimientos iniciales para iniciarse en la escritura.

Podemos encontrar opiniones políticas, sociales, educativas, que quizás al lector poco conocedor de la idiosincrasia japonesa pueden pasarle desapercibidos, pero en el fondo, es un libro con sustancia para todos los lectores y grato de leer. Su libro anterior donde hablaba de su pasión por las maratones, De qué hablo cuando hablo de correr, quizá era más banal en sus contenidos pero adquieren todo su sentido cuando son interpretadas por personas que corren maratones.

Terminando, un libro así, escrito en España, saldría al mercado con el único fin de engrosar la cuenta corriente del “reconocido escritor de turno”, pero viniendo de las honradas y sencillas manos de Murakami, se nos ofrece un deleite intelectual, abordando sus influencias y aficiones, dejándonos entrar en la mente de un gran amante de la felicidad, virtud que el autor considera la base de su manera de entender la vida. Como el mismo escribe porque le hace feliz y porque con ello hace feliz a mucha gente.**

 * Como muchos periodistas informan todos los años ignorando que el Nobel no se aspira ya que es un premio que se otorga y por lo tanto no es competitivo.

** Para saber más sobre Murakami, el profesor Carlos Rubio publicó en 2012  El Japón de Murakami, (Aguilar), donde habla sobre Japón y sobre Murakami, autor del que confiesa que no había leído e incluso desdeñaba pero que debido al encargo y propuesta editorial, y tras la lectura de sus obras, supo valorar y estimar. (Carlos Rubio es el mayor experto español en cultura japonesa, ha sido profesor en la Universidad de Tokio y en Universidades americanas, además de traductor de obras clásicas y modernas de literatura japonesa.