El año de Saeko.

Katayama,  Kyoichi

Año de publicación: España 2011,  Japón 2006

Alfaguara. 238 págs.

            El año de Saeko, cuenta sucintamente un acontecimiento trascendental en la vida de Saeko, una mujer treintañera casada felizmente con Shuni’ichi, trabajador informático de una gran empresa. Es una historia de amor, es una historia de desamor, es una historia de desencuentro, es una historia de un encuentro.

Al autor lo conocía levemente, por hacerse famoso con su primera novela  Un grito de amor desde el centro del mundo. Un nombre tan empalagoso que hace que saltes a los siguientes libros de la estantería. Lo que me ha hecho insistir con esta novela es que la traductora del japonés es Lourdes Porta, que tradujo las primeras novelas de Murakami al español.

La novela es sencilla, incluso diría que monótona. Una pequeña historia de amor entre dos vecinos solitarios, que la tristeza hace que quieran estar juntos Hasta ahí, todo bien, el autor, utiliza el típico tríptico sosekiano de familia feliz dentro de una aburrida vida, llena de pequeños hechos caseros, paseos insustanciales y conversaciones inocuas*. Hacia la mitad de la novela, se produce el giro murakamiamo (si me permitís el adjetivo): una petición trascendente llega a la vida de los protagonistas que hará cambiar el ciclo vital tan intrascendente como aburrido que tiene asumido nuestra pareja.

Porque esa es la esencia de la novela: hasta las personas más tranquilas pueden verse soliviantadas y hasta enloquecidas, por un fenómeno externo que no pueden controlar. En este caso,se trata de  la petición de Izumi , la hermana pequeña de Saeko, a que conciba un hijo suyo  ante su incapacidad natural para poder hacerlo. A partir de ahí, la relación entre Saeko y Shun’ichi  cambia de forma imperceptible y lo apreciamos así gracias a la sutileza con la que lo narra  Katayama. El libro es un estudio de las complejidades mentales de los 4 personajes ante el proyecto del nacimiento del nuevo ser. Cuestiones que muchos de nosotros no llegaríamos a pensar si no nos pasara a nosotros.

Cierto es, que no llega a la profundidad psicológica del maestro Soseki, ni a la belleza formal de las novelas de Murakami. No obstante es una novela interesante,  que te hace pensar en la tensión y los condicionantes de los  ¿padres-tíos?, y en la virtud como sentimiento, en las obligaciones morales para con la familia, y en las cuestiones que las nuevas tecnologías médicas sobre reproducción humana pueden provocar en las personas. Éstas últimas generan situaciones que por novedosas, no contamos con la experiencia y el conocimiento suficientes  para emitir un juicio razonado con las que afrontarlas.

A los lectores interesados por este tipo de dilemas existenciales la novela les va a gustar mucho, quizá a los lectores de otros escritores japoneses no tanto, pero insisto, es un libro que da mucho más de lo que aparenta a primera vista.

Si queréis saber cómo afrontan el dilema los 4 protagonistas y si todo acaba bien o mal, leed el libro.

 

*(copiado de las novelas del gran autor japonés Natsume Soseki  padre de la literatura moderna en Japón,  del primer tercio del siglo XX)