Arriaga, Guillermo

Año de publicación: España 2017, México 2017

Alfaguara. 704 págs.

El salvaje, del mexicano Guillermo Arriaga, es una novela inmensa, desgarradora, de una intensidad magistral, que deja un regusto amargo en el paladar y que hace sufrir a los estómagos más sensibles. La historia de Juan Guillermo es dura, durísima pero la intensidad de la prosa del autor mexicano nos hace sumergirnos en su vida como si fuéramos cámara en mano tras sus peripecias, como si fuéramos el alter ego de uno de los personajes que le acompañan en su soledad impuesta por los azares del destino.

Guillermo Arriaga es conocido mundialmente por los guiones de las películas Babel, 21 gramos y Amores Perros, con el famosísimo Alejandro González Iñárritu. Películas muy bien acogidas por la crítica y por el público.

Esta doble cualidad de guionista y escritor, es lo que me provocaba enormes reticencias antes de empezar a leer la novela, esa idea preconcebida de escribir pensando ya en la futura película supone un trauma para los que nos gustan las buenas novelas. Otro problema es su nacionalidad, no he sido proclive a los escritores mexicanos (de hecho  no haber leído apenas ninguno es una de las razones para que adquiriera el libro). No soy muy afín ni a Octavio Paz, ni a Carlos Fuentes ni a Rulfo, pero siempre hay que derribar muros, aunque no estemos muertos.

Hace años me regalaron  El búfalo de la noche ( Ed. Belacqva 2007), una novela de iniciación, pero también de gran intensidad, y que me gustó sobremanera, de la que escribiré más adelante, sobre un trio amoroso, secreto, incestuoso y lo que es más dramático , con uno de los personajes ya muerto haciendo de las suyas.

Pero centrándonos en El salvaje, es una historia trágica, que Arriaga ambienta en los años 70 en su barrio natal de D.F, “La colonia”, como el mismo autor comenta, “es una novela con muchos hechos reales que nunca ocurrieron”, y es una historia coral, con muchas bifurcaciones, (como en el cine actual), y con escenas y personajes que pueden herir la sensibilidad de los lectores. Dos protagonistas, Juan Guillermo con 17 años y Colmillo, un lobo, vecino de Guillermo, ambos en su soledad inician una relación que solo tiene el sentido del desamparo. Otra pequeña novela inserta en El salvaje nos lleva a las zonas norteñas de Alaska donde un mestizo inuit quiere encontrar obcecadamente a un lobo inmenso como lucha vital. La caza de Amaruq el inuit marca un contraste entre la deshabitada Alaska y la masificada “Colonia” que a mí personalmente me ha gustado mucho como contrapeso a la acción general de la historia de Juan Guillermo.

Y la historia de Juan Guillermo comienza con el horrendo asesinato de su hermano mayor Carlos, ese suceso, hace que su vida de un giro radical, y que todo a su alrededor se destruya por completo, empieza la nada existencial, empieza la gran novela de Arriaga.

Insisto, no hay que desdeñar la literatura de Arriaga por ser su profesión guionista. Muy influenciado por lo escritores norteamericanos, no pone límites a su imaginación aunque eso le pueda conducir a sucesos ultraviolentos y escabrosos, en la línea de los escritores de todo el continente americano, tanto los del norte como los de al sur del Rio Grande. No me gusta hacer comparaciones con los escritores españoles. Creo  que a pesar de la rumorología española dominante hay muchísimos buenos escritores españoles de gran nivel y profusa imaginación. Eso sí, los escritores del otro lado del charco cuentan con un matiz de originalidad que los hace distintos y atractivos a la hora de leer. Arriaga es un buen ejemplo de ello.

La violencia gratuita, la situación ante ella de los individuos, la alienación social, el machismo inherente a las relaciones sexuales, el trato a la homosexualidad, la religión tomada como modo de vida, la corrupción en todos los sectores de la sociedad, el valor de la amistad, la aventura, e incluso como dicen los ingleses una road story, un pequeño curso de doma canina; todo esto podemos encontrar en esta gran novela.

A mí las 700 páginas se me hicieron cortas. Cualquier elogio se me haría pequeño, sé que el grosor hará que muchos no accedan el libro, pero como primera reseña de novela del blog, el nivel que se exigirá a las demás pondrá el listón muy alto.

Yo a Juan Guillermo lo considero un buen amigo mío.