La historia de mi vida.

Chiang, Ted Chiang.

Año de publicación: España 2005, EE.UU 1998

Editorial: Bibliópolis 2004  Alamut 2015 .241 págs.

 

La llegada fue una de las grandes películas del último año, con una gran actuación de Amy Adams, y una puesta en escena que recordaba a las mejores películas de la época dorada del cine. Una historia atrayente, complicada de seguir al principio pero que reactiva la mente del espectador desde el primer  momento para discernir hacia dónde va el argumento.

La llegada está basado en un relato corto llamado “La historia de mi vida”  del norteamericano Ted Chiang y publicado en España junto con otros 7 relatos en un libro titulado con el nombre del relato principal. Chiang neoyorquino apenas ha escrito 13 relatos a lo largo de su vida, pero por todos ellos ha conseguido los mayores premios de ciencia ficción en el mundo anglosajón. La ciencia ficción está mucho más valorada en Estados Unidos que en Europa, y yo admito mi déficit en la lectura de autores adscritos  a este género. Soy un amante de la ciencia ficción pero en su formato audiovisual, no en el literario. Y reconozco que Chiang no es Dickens ni Auster, pero también he de reconocer que es un autor de una originalidad extraordinaria. Quizá después de leer sus relatos uno piensa que no es para tanto pero luego con el paso de los días…pasas a preguntarte, como se le ha  ocurrido esto o aquello.

La película del director Jacques Villeneuve es una apuesta arriesgada, tanto visualmente como artísticamente. No es una obra maestra pero sí lo es la traslación del relato y su esencia dramática a la pantalla. ¿Cómo se logra comunicarse con unos alienígenas de los que no conocemos nada de sus intenciones? ¿Es la capacidad humana limitada o ilimitada?*

En los libros de ciencia ficción se valora mucho más la originalidad, la búsqueda de nuevos argumentos y nuevas visiones o ideas que la calidad literaria strictu sensu. Chiang está adscrito a lo que se denomina corriente  cientifista**, opuesta a la que podríamos llamar fantasiosa (crear mundos mágicos o ilusorios) o la ciencia ficción tradicional de catástrofes o mundos futuros y guerras galácticas o apocalípticas. La rama cientifista (es una palabra malsonante pero creo que es la mejor traducción al castellano), es prolija en Estados Unidos, donde Asimov y su famosa Trilogía de la Fundación,  fueron precursores  y bets-sellers en todo el mundo hasta bien entrados los ochenta. Chiang podría adscribirse a ese género pero dando también muchísima importancia a la psicología de sus personajes y al enfrentamiento del ser humano a nuevos dilemas. Eso es lo que más me ha llamado la atención de sus relatos.

Los relatos de Chiang como los adscritos a la hard sciencie fitcion tienen un componente pedagógico esencial. El neoyorquino se centra en la evolución de los valores humanos, por ejemplo en su último relato,  en el que por cierto no dejo de pensar. Con una técnica de múltiples personajes pone en sus pensamientos los pros y los contras de una técnica que aplicada a los cerebros de los seres humanos anula totalmente su capacidad para discernir entre lo bello y lo feo y sus múltiples matices. ¿Cómo actuaríamos en nuestras relaciones de todo tipo si la atracción física no existiera?, ¿Cómo se organizarían y se crearían las parejas? ¿Sería adecuado legislar sobre el uso masivo, voluntario o involuntario de esa tecnología?, ¿Qué componentes éticos deben tomarse en cuenta para la utilización o no de esa tecnología?

En La historia de mi vida, otras preguntas subyacen en el relato, ¿debemos tener miedo a lo desconocido, es de naturaleza humana querer eliminar lo que no entendemos y destruirlo antes de que nos pueda eliminar a nosotros?, ¿debemos entender todo por determinados filtros y categorizarlos como normas de comportamiento?

Todas estas preguntas se las hace Chiang en sus relatos. Reitero que no es un prosista excepcional pero sí es un escritor que te hace pensar. Quizás esta cualidad es un valor que muchas veces desdeñamos a la hora de leer un libro, sobre todo los lectores que entienden la literatura como una relajación personal  y no como una ventana abierta a nuevas sensaciones, actitudes y conocimientos.

Os dejo como buen cinefilo el trailer de la pelicula.

*¿Cómo sería la vida de un ser humano que accidentalmente tras una hormonación medica duplica exponencialmente su intelecto?, ¿Cómo se trataría científicamente la futura extinción de la humanidad si por accidente nuestra tecnología hubiera conocido tal hecho?, ¿Qué pasaría si toda las matemáticas conocidas fueran erróneas y basados en un cálculo matemático correcto en una división de un numero por 0? Son otras preguntas que se hace el autor en los otros relatos de la compilación.

** Ciencia ficción dura, donde los detalles científicos o técnicos son básicos en la narración, en oposición a la blanda, donde no son determinantes.